Nuevos avances en Smart Cardia, la plataforma tecnológica que facilitará la gestión
de la rehabilitación cardíaca tras un infarto.

Para su desarrollo se cuenta con el asesoramento de cardiólogos del C.H.U. de Santiago (CHUS), como el doctor Carlos Peña, que en 2019 completaron la definición de la plataforma desde el punto de vista médico.Se prevé terminar el prototipo y realizar las pruebas piloto en los próximos meses, para presentar resultados a finales de 2020. El proyecto está cofinanciado por la Axencia Galega da Innovación (GAIN), a través del programa Conecta Peme, que cuenta con Fondos FEDER.

Este mes de diciembre se presentaron en el Centro Singular de Investigacións en Tecnoloxías Intelixentes (CITIUS) los avances realizados durante el 2019 en el proyecto Smart Cardia, que propone una plataforma inteligente para la gestión clínica del proceso de rehabilitación cardíaca en el caso de pacientes que sufrieon un infarto agudo de miocardio.

En este año se completó la definición de la plataforma desde el punto de vista médico y se avanzó en su diseño trabajando en los módulos de gestión inteligente, de adquisición automática de información y de procesado e integración de imagen médica.

Asimismo se iniciaron los módulos de generación automática de informes y las interfaces clínicas inteligentes y de procesado de lenguaje natural. El proyecto integra también una parte de gamificación, por lo que se estuvo trabajando en una propuesta de juegos que motiven la adherencia a las terapias y sus interfaces gráficas. Además, se empezó a desarrollar el algoritmo que permitirá realizar una predicción para la asignación inteligente de recursos para el proceso de rehabilitación adecuado a cada caso.

Se trata de un proyecto de investigación llevado a cabo por el consorcio de empresas que forman Balidea, Imagames y SM Tecnología, con la colaboración del CITIUS y de la Fundación IDIS.

Su previsión es terminar el prototipo y realizar el programa piloto en el CHUS en los próximos meses, para presentar los resultados a finales de 2020.

Intervinieron en la presentación el doctor Carlos Peña Gil, responsable del Servicio de Rehabilitación Cardíaca del CHUS, que señaló la adaptación de la herramienta a las necesidades detectadas por los especialistas; José Gandarela, técnico del proyecto en Balidea, que explicó el estado actual de la plataforma y los principales avances del 2019; Borja Pérez de SM Tecnología, que se centró en las ventajas de la adquisición automática de información e imagen médica; Javier López de Imagames, que citó las posibilidades de la gamificación en los planes de salud; y el doctor Manuel Lama del CITIUS, que habló de cómo están aplicando el Procesado de Lenguajes Naturales (PLN) y la Inteligencia Artificial (IA) al proceso de rehabilitación cardíaca.

Este proyecto está cofinanciado pola Axencia Galega de Innovación (GAIN), con el apoyo de la Consellería de Economía, Emprego e Industria de la Xunta de Galicia, a través del programa Conecta PEME para el fomento de la cooperación entre las pequeñas y medianas empresas y los demás agentes del Sistema regional de innovación, a su vez cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Rehabilitación cardíaca controlada, segura y de calidad. La finalidad del proyecto Smart Cardia es desarrollar una plataforma que le facilite a los profesionales sanitarios la gestión del proceso de rehabilitación cardíaca, integrando componentes inteligentes y predictivos e interfaces gráficas usables.

Facilitará así la puesta en marcha de programas de rehabilitación cardíaca, permitindo que, desde el primer día, los profesionales sanitarios trabajen en el marco de un proceso predecible, sin variabilidad y controlado, seguro y con indicadores de calidad.

Está pensado para cubrir las necesidades y expectativas de los profesionales sanitarios que intervienen en ese proceso, como cardiólogos, enfermería especializada, fisioterapeutas, médicos rehabilitadores, endocrinólogos, médicos de atención primaria y enfermería comunitaria.

El proyecto tiene una finalidad sanitaria, mediante el control de los factores de riesgo y la prevención, y una finalidad social, al interactuar con Prebencar, un asesor virtual inteligente para la prevención y el bienestar cardiovascular que promueve hábitos cardiosaudables y convierte a los pacientes que sufrieron un infarto en agentes activos para su recuperación.